El Sheriff dejará de responder a los casos 5150 no violentos este año

Allman planea limitar la respuesta de los diputados a las llamadas de crisis de salud mental a casos donde la amenaza de violencia está presente.

181
SHARE

MENDOCINO Co., 1/26/17 – En el futuro próximo de este año, la Oficina del Sheriff del Condado de Mendocino planea dejar de responder a las “llamadas de crisis” a menos que exista una amenaza de violencia, pronunció el Sheriff Tom Allman el lunes, aunque no especificó una fecha exacta. Allman explicó que la situación es un desafió, a los supervisores del Condado de Mendocino en una corta presentación  en una reunión especial de los supervisores y la Junta de Asesoría de Salud Conductual efectuada el 23 de enero, donde también asistieron los directores de la Agencia de Salubridad y Servicios Humanos y el personal de salud mental .

Durante los últimos años ha habido un debate en el condado de Mendocino sobre cómo responder mejor a aquellos que sufren una crisis de salud mental, que pueden considerarse “un peligro a sí mismos o a los demás” o bien califican como un caso “5150”. Esencial al debate es el hecho que el condado no ha tenido ninguna instalación de emergencia para pacientes de salud mental desde que la Instalación de Salud Psiquiátrica cerró en 1999. Un aumento en el número de casos de crisis que terminaron en la cárcel o el hospital fue causa de alarma  para el proveedor de salud mental anterior, Ortner Management Group durante su permanencia. Y tanto la policía como el personal médico local expresaron su frustración con la presión sobre sus recursos.

La Compañía Redwood Quality Management Co. es tenedor del contrato del condado para servicios de salud mental, y está obligada a responder, brindar apoyo y atender las necesidades de salud mental de tales residentes de manera oportuna durante las llamadas de crisis. Sin embargo, a menudo los agentes de la ley o el personal del hospital terminan supervisando a la persona mientras esperan que el personal de servicios de salud mental llegue.

En la reunión, Allman dijo que “la Oficina del Sheriff no va a apartarse de sus responsabilidades,” cuando hay “armas involucradas o hay posibilidad de violencia”, pero “habrá un momento en este año de 2017 donde voy a decir – si una llamada de servicio viene por el 911 y no involucra armas y no va a ser de contacto violento, la Oficina del Sheriff no va a responder, ya sea  las 2 de la mañana, o las 12 del día.”

“Una persona me dijo, ‘¿Hay una agencia en la nación que ha tomado esta decisión? ‘Quiero decirles que eso ni siquiera juega en mi proceso de pensamiento, porque el Condado de Mendocino tiene que ser visto como líder,” señaló Allman en su presentación, agradeciendo a tres de los cuatro supervisores por apoyar  Measure AG.2

Aunque reconoció mejoras sustanciales en el tiempo de reacción a las crisis por el personal de Redwood Quality Management Co y el grupo móvil preventivo, Allman dijo que los agentes del Sheriff del Condado de Mendocino y los agentes de la policía aún son los respondedores por defecto después de las 5 pm. “Nosotros, el personal del Condado de Mendocino, tenemos que alcanzar un punto donde el equipo de respuesta apropiada es la agencia que está respondiendo a una crisis de salud mental … la Oficina del Sheriff no puede seguir siendo la solución a todos los problemas, ya sea un árbol atravesado en la calle o alguien que tiene una crisis de salud mental “, pronunció Allman.

Los pacientes deben ser evaluados por un personal médico calificado o un oficial de la ley para recibir una evaluación “5150”, después de lo cual pueden ser legalmente detenidos hasta 72 horas, si se consideran un peligro a ellos mismos o a los demás. Ya que el Condado de Mendocino no tiene una instalación de crisis, a menudo son transportados a la cárcel o a un hospital, y una vez evaluados a instalaciones fuera del condado.

Allman sugirió que el personal de salud mental podría ser entrenado como respondientes principales, y coordinar con el personal médico y las ambulancias alrededor del condado, agregando que, “No es justo decir que cada crisis de salud mental es peligrosa.” Dijo que los despachadores de 911 podrían ser instruidos para hacer una serie de preguntas, así evaluar el nivel de violencia, y luego dirigir la llamada a los servicios de crisis de salud mental en lugar de la a una agencia policial, dando el ejemplo de alguien que contempla el suicidio a las 2am. Haciendo hincapié en que, si se solicitara la aplicación de la ley, los funcionarios responderían e invitó a los miembros de BHAB a asistir un turno en la oficina de despacho 911 para recibir las llamadas.

El Director de Calidad de Redwood Camille Schraeder también habló durante la presentación de Allman para aclarar que el personal de respuesta a crisis de RQMC está disponible después de las 5 pm y que han respondido en “múltiples ocasiones” y “seguirán haciéndolo”. Entre octubre y diciembre de 2016, RQMC registró que 115 referencias del centro de crisis (26% del total) habían venido de agencias policiales -incluyendo departamentos de policía locales- Schraeder dijo que su personal necesitaba evaluar “cuántas de esas llamadas involucran una pistola, una sobredosis, un salto de un puente “, para determinar el porcentaje de casos que debe considerarse un problema de seguridad pública y los impactos de la propuesta de Allman.

Schraeder también sugirió un estudio conjunto de los casos de crisis manejados por la Oficina del Sheriff, y recomendó que los supervisores del condado y BHAB se involucraran para examinar estos números y estudios de casos y así ayudar a decidir cuáles llamadas de crisis deben considerarse violentas. Los miembros del BHAB pidieron estar involucrados y propusieron que Allman fijara un cronograma para el informe. Allman contestó que el establecimiento de un cronograma impide su capacidad para llevar a cabo su propio estudio, y les pidió que confiaran “en nosotros en ésto, estamos en marcha … vamos a rendirles los números”.

Según los consultores externos, una gran parte del problema de la crisis de respuesta, tanto en el tratamiento de los datos como en el manejo del problema, es que no existen Memorandos de Entendimiento (MOU) entre las agencias de la ley, los servicios médicos y los proveedores de salud mental para solucionar este asunto complejo y multipartidario. El consultor, Lee Kemper, instó que se establecieran estos MOUs entre agencias policiales, el personal médico y Redwood Quality antes que Redwood asumiera los servicios de atención para adultos en julio de 2016.

Sin embargo, Allman insistió que los Memorandos de Entendimiento, con directores de agencias anteriores y con Ortner, habían dejado a las agencias policiales sintiendo que esas entidades no aportaron su parte y comparó su voluntad para firmar un MOU con una estufa caliente que ha quemado. Dijo que consideraría un MOU que permite que las agencias policiales “se aleje de ciertas situaciones,” pero probablemente sería  un proceso de tres a cuatro meses.

Allman también dijo que los supervisores podrían colocar la medida en la boleta electoral de este año para hacer frente a las necesidades de crisis del condado, pero dijo: “No voy a recolectar firmas de nuevo, tengo una oficina de sheriff que ejecutar”.

La reunión también abarcó una serie de asuntos relacionados con los servicios de salud mental, incluyendo personal adecuado, fondos de vivienda, tratamiento de pacientes detenidos en la cárcel, el programa de intensificación y la necesidad de capacitación en competencias culturales, que será discutido en un próximo artículo de Mendocino Voice.


Traducción – Fedez Rosillo

Kate Maxwell, Publisher@mendovoice.com

Did you enjoy this article? Consider paying a dollar and supporting local independent journalism.

2 COMMENTS

LEAVE A REPLY